martes, agosto 02, 2005

Dinorider y los Fugitivos XV

Ante los hechos que se nos presentaron no nos quedó otra que volver a Kashyyyk... El Rey Augenbrauig estaba visiblemente destrozado mientras su esposa Dickebauchmutteria se esforzaba por esbozarle una sonrisa a su enorme bebé. Se habían quedado sin nada y encima eran buscados en la galaxia por tropas imperiales.... ¿donde conseguirían apoyo de alguien confiable?...
Pues felizmente siempre hay gente buena y se quedaron con los wookies en su boscoso hogar. Al despedirme de ellos, pues había pasado demasiado tiempo fuera de mi sede de entrenamiento, Auenbrauig me hizo sacar la "pelotita" envuelta que Spitzehorns me había lanzado tras aventarme a través del stargate.Al abrir el bulto, pues con tantas movidas ni la había abierto, salió una gran y hermosa luz
Augenbrauig: Es la Jart von di Galakzie, en tu idioma sería el Corazón de la Galaxia. Muy pocas de estas piedras antiguas quedan ya en la galaxia. Será tu luz cuando todas las demás luces se hayan apagado.
Dinorider: Es demasiado...
Augenbrauig: Acéptalo en nombre de la Casa Real de Hoheleuitig, quiero que al menos alguien guarde un recuerdo de lo que fuimos algún día. Y más aún considerando que eres desde ya el padrino de mi hijo.
En ese momento, sentí algo que no quería sentir, trate de nublar mis sentidos pero sentía como una telaraña negra alrededor, una sensación muy extraña y desagradable. Y así fue como Hipócrates, Dog Vader, Pazzo y yo nos despedimos de nuestros amigos. Me quedé con la sensación que sería la última vez que les vería.
Chewbacca se despide mis amigos y yo

Y zarpamos como refugiados, el punto era cómo le haría ahora para reaparecer... tras muchas vueltas decidí que no me quedaba otra que volver a Coruscant y encarar todos los castigos que podrían caer sobre mi persona al fugarme sin avisar. A lo hecho, ¡pecho!.

Al volver nos dimos un vueltonsazo así que en lugar de ir de frente por la ruta del planeta Alderaan (ante la rabia de Dog Vader que quería visitar a su amigo Bail Organa) nos superdesviamos y nos demoramos un montonón. La llegar encontré mi cuarto hecho un desastre, era obvio que lo habían registrado. Al menos era un consuelo el que parecía estar todo completo, destrozado pero completo. Se me ocurrió ver las noticias pasadas y vi reportajes sobre la fuga de la prisión, las atrocidades que se hablaban de los rhovafohkos, etc.... y al prender las noticias me entero que había habido un ataque sobre Kashyyyk tras mi partida. Al parecer no estábamos solos en los escombros de Hoheleutig y nos habían seguido. Muchos wookies fueron muertos y los demás hechos esclavos. No supe nada más de Augenbrauig, Dickebauchmutteria, el bebé Neuehoffnungio ni del servicial Chewbacca.

No siempre las historias tienen final feliz.

3 comentarios:

  1. Thelma9:28 p.m.

    ¡qué pena de lo de Chewbacca, me caía tan bien. Además que los chewbaccas parecen perritos apachurrables

    ResponderEliminar
  2. BUUUUUUUUUUU BUUUUUUUUUUU
    ¡Qué pena me dio el fin!
    BUUUUUUUUUUU BUUUUUUUUUUU

    ResponderEliminar
  3. a mi perro le han dicho wookie enano

    ResponderEliminar

¡Comenta ya!
Send your Owler or Howler!

***
Si no quieres responder con tu cuenta google o wordpress o etc, puedes escoger poner tu nombre con la opción Nombre/URL.