miércoles, febrero 20, 2008

Cogito ergo sum

A veces cuando uno conoce a ciertas personas nunca falta quien nos cause un "cuando sea mayor quiero ser como él". Son seres humanos, con sus pros y contras pero en cierto modo hacen que los veamos hacia arriba como patrones o modelos que muchas veces hasta idealizamos. Sin embargo a veces cuando el tiempo pasa, la brecha se acorta y quien estaba arriba está más arriba pero uno tampoco ya está tan abajo, a veces esas subidas al parecer hacen que algunas personas "cambien" o ¿será que eran ya así y sólo les conocíamos el lado de la luz? ¿Será que el lado oscuro ya estaba ahí esperando el mejor momento para salir y uno se hacía el ciego para no ver? A veces esos cambios de comportamiento tan abruptos hacen que el respeto, la gran estima y todo eso que veíamos tan bien en alguien se haga trizas.
Sean lo que son y si cambian que sea para mejor.

12 comentarios:

  1. Sucede en todo en ésta vida, desde que éramos niños y admirábamos al chico que era lo máximo de 5to de secundaria, a nuestros papás, a ciertos tíos, a los abuelos, a alguna figura especial... inevitablemente la brecha se acorta, y la vida hace su jugada maestra.

    Alguno que otro por ahí, estará ahora ilusionado con nosotros, e inevitablemente tendremos que decepcionarlos alguna vez.

    ResponderEliminar
  2. mismo Claudio Pizarro cunado dijo que de muy joven dijo que quería llegar a ser como waldir saenz?

    ResponderEliminar
  3. mmm tu lo has dicho son seres humanos no son infalibles ni tiene superpoderes, algo de bueneo tendrán quedémonos con eso.
    La gente cambia, lo importante es la escencia...me has dejado pensando, tengo un enano pequeñito, que ejemplo ver el en mi?
    grcias Dino!

    ResponderEliminar
  4. No tengo títulos, diplomas ni certificados. Jamás he ganado nada, ni siquiera una rifa, una tómbola, ni el Concurso de Glotones en el kinder. En el colegio siempre me elegían último cuando armaban los equipos de fútbol (siendo yo, incluso, el dueño de la pelota). Jamás nadie me eligió como su amigo secreto. Jamás nadie quiso formar grupo de trabajos conmigo. Jamás nadie votó por mí.

    Pero, por esas rarezas de la vida, me acabo de enterar, ¡Oh my god!, que me han nominado en los premios Blogitzer Awards 2008, como Blogger Revelación del año… Así que, si quieres ayudarme a romper este nefasto maleficio de perdedor, de loser total, por favor vota por mí…

    Vota por mí pe causita…

    http://blogitzer.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Si, los niveles cambian a las personas, no importando el tipo.

    Lo importante es siempre estar bien aterrizados respecto a lo que las personas piensen de uno y lo mas importante, pensar quien es uno y como quiere estar.

    ResponderEliminar
  6. al final todos somos humanos, demasiado humanos!!

    ResponderEliminar
  7. Sí, estar aterrizados y darnos cuenta cuando estamos siendo lo que no queremos. A veces también sin darnos cuenta podemos causar esas malas impresiones, cierto.

    ResponderEliminar
  8. Tienes razón en lo que dices.

    Éso es lo que pasa a veces... ...es como que cuando estás arriba, se te suben los humos, te idealizas a ti mismo, estás tan contento que te sientes como un todoterreno sobre los demás. A mí me pasó, en una época en que todo me salía super bien; pero, luego puedes caer y entonces, te das cuenta que simplemente eres uno más entre tantos. Después te das cuenta de todo y es una gran lección. Luego, me prometí que nunca volvería a estar así. Sin embargo, hay otros que viven en el continuo éxito y que nunca se darán cuenta, probablemente, de que son simplemente como los demás. Suelo detestar a estas personas, bueno, depende de cómo sean pero, en general no me gustan; los veo y pienso que no quiero ser como ellos ni volver a serlo. Me salgan las cosas bien o mal, simplemente seré yo, riendo, disfrutando como mejor sepa de mi vida y de mi tiempo y en todo caso, intentando ayudar, siempre que pueda y que me vea capaz.

    Un saludito.

    ResponderEliminar
  9. Espero no volver a caer en éso nunca más; es muy triste estar tan idolotrado con uno mismo, que no te des cuenta de todo lo que tienes alrededor, de que las demás personas que están alrededor tuyo tb valen mucho y son fantásticas. Cuando estás así, estás un poco más ciego que ayer, es como si tuvieras una venda en los ojos que te quita la visión general del mundo. Y sí, muchas veces estamos ciegos y quizás a ratos pero, cuando uno tiene ese egocentrismo, pues mientras dura la tontería, está ciego continuamente. Espero que tú tampoco te permitas caer en eso, ni ver personas que aprecio caer en éso... ...es muy triste, de verdad.

    Saluditos.

    Otro saludito.

    ResponderEliminar
  10. por eso no hay que olvidar lo que se es

    ResponderEliminar
  11. Quizás más que olvidar lo que se es, es el recordar lo que uno se va volviendo... recordar la pura escencia sumado a lo que uno va forjando día a día.

    ResponderEliminar
  12. Casi toda la gente que admiro, ya murio. Como para que no me decepcionen. Mi heroina es una ladrona... Era mala, pero muy buena siendolo.

    ResponderEliminar

¡Comenta ya!
Send your Owler or Howler!

***
Si no quieres responder con tu cuenta google o wordpress o etc, puedes escoger poner tu nombre con la opción Nombre/URL.