domingo, octubre 05, 2014

Pobre Lima

Dicen que cada pueblo tiene la autoridad que se merece. ¡Qué mal estamos!

8 comentarios:

  1. Aquí en México estamos cada vez peor, también. Los recientes hechos (ya vistos en noticias mundiales) son lamentables.

    ResponderEliminar
  2. ¿Tan nefasto es el panorama?

    Pareciera que sólo nos dedicamos a quejarnos, pero entiendo tu indignación, ya sabes mientras nuestros pueblos (nosotros mismos) no dejen de ver a la democracia como un concurso de popularidad o un recurso para llenarse los bolsillos con dinero ajeno y no se le de la importancia que merece seguiremos igual.

    Fuerza camarada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no entiendo como la gente puede darle su apoyo electoral a corruptos conocidos.

      Eliminar
    2. La corrupción (o los políticos corruptos) se sostiene en una gran estructura que lamentablemente está enquistada en nuestras sociedades latinoamericanas. Sólo hace falta salir de viaje o ir a hacer un trámite para darse cuenta de esto. La mayoría piensa que la coima, el saludo con mano llena o "los favorcitos" son el orden natural de las cosas, y mientras esa mentalidad persista las cosas no cambiarán.

      Como por mi tierra suelen decir, si el cargo político fuese ad-honorem muchos ni se presentarían a elecciones.

      Un abrazo solidario.

      Eliminar
    3. Muy cierto, todo es por el dinero por lo general.

      Eliminar
  3. Estoy con Martin. De todas formas, al que está ahí lo eligió el pueblo... pero claro, es que por otra parte, de lo malo hay que elegir lo menos malo que haya o siempre, se elige creyendo que puede ser lo mejor. Es como las loterías... porque ya se sabe que lso políticos son cambiantes... Nos indigna, te entiendo, aunque no hay que olvidar que un político, antes es humano y bueno, muchos solo buscan su propio apaño, hablando más allá de la política y a muchos les importa muy poco pisotear a los demás, hacerles daño... mientras ellos consigan lo que quieran o tengan un calmante a sus intereses. Creo que el problema va más allá de los simples políticos: es un problema de consciencias y sensibildades humanas; el mundo está frío, todo vale. Sin sensibilidades ni sentimientos, no somos nadie. Siempre pienso que no debería perderme, pero el mundo es demasiado frío y muchas cosas se contagian. Sería horrible. Tengo frío.

    Un saludito.

    ResponderEliminar

¡Comenta ya!
Send your Owler or Howler!

***
Si no quieres responder con tu cuenta google o wordpress o etc, puedes escoger poner tu nombre con la opción Nombre/URL.