lunes, enero 21, 2008

Loco Jeringa

Dr House and hot Cuddy
Algunas personas tienen experiencias no desagradables con las jeringas. Sino pregúntenle a Dr. House, ¡bien regalona la Cuddy! ¿Y con ustedes cómo ha sido la cosa?
Cuando tenía 2 años un médico de lentes gruesos y horribles, aún los recuerdo, y su esposa enfermera me quisieron sacar sangre, al ver la jeringa me asusté y a pesar de la edad los agarré a puñetazos y patadas pero no me dejé tocar mientras me revolvía como chanchito rumbo al matadero. Todos hacían fuerza mientras trataban de que no me moviera pero al final fracasaron, tuvieron que declinar el meterme la jeringa. Aún lo recuerdo, encima el consultorio casero del doctor me recordaba una mazmorra de las películas de Transilvania que solia ver una de mis tías. Ahora que lo recuerdo me río de lo que hice siendo tan pequeño.

30 comentarios:

  1. Otra vez primero!

    Ta que antes yo también para las inyeciones, daba pelea mismo cocodrilo de Steve Irwin (QEPD)... Ahora lo tomo con más calma. Aquella vez del chequeo médico para San Marcos lo aguanté todo normalito, y la muestra de sangre ni me dolió, alucina.

    ResponderEliminar
  2. conmigo el problema es que siempre tienen dificultad para encontrarme las venas, lo curioso es que cuando la que las busca es joven y bonita se hace más fácil que si es vieja y fea.

    ResponderEliminar
  3. Bien sugestiva la foto por lo que veo... me recuerda a un viejo amigo algo malogrado que ahora no se por cuál periferia andará.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, el post deberìa llamarse mejor "bebé anti jeringa" salvo hagas un paralelismo entre la foto y la info del post.

    ResponderEliminar
  5. A MI ME DAN TERRRRRRRRRRRRRRRRRORRRR.
    BESITOS PARA TI DESDE EL MAR....MAR

    ResponderEliminar



  6. Veo que tenemos el mismo problema Dinin... Cada vez que me tienen que sacar sangre me dan 2 o 3 pinchazos en cada brazo.. Una vez me dijeron que si no las encontraban tratarian en los pies.. Glup!

    Ahora cuando me ponen alguna inyeccion ya no me preocupo, pero el problema es que me cago de risa mientras que la van poniendo.. mi mama dice que son mis nervios.

    Chsss...


    ResponderEliminar
  7. Sorondil:
    Tú siempre andas con gente medio malograda, no? Yo no tengo tanta suerte últimamente.

    Mar:
    Ya lo veo.

    Truly:
    Una vez que fui a donar sangre me mandaron de regreso pues mis venas no ayudaban.

    ResponderEliminar
  8. De lo poco que veo, hay mucho que contar xD

    En fin, no sabía que ese Dr. Jaus tenía sus momentos (¡y vaya momentos!), con razón a mi primo le gusta ver ese programín.

    ResponderEliminar
  9. ¡Je,je,je! Me hizo gracia ¡Eras duro! éso a veces viene bien.

    A mí no me daban miedo pincharme, aunque no me gustaba nada; sobre todo, por las vacunas, porque te hacían destaparte la parte de arriba del pantalón y no quería que me vieran el culete ¡Je,je! éso no me hacía ninguna gracia y nunca me la ha hecho.

    De todas formas, aunque hace tiempo que no me pinchan, creo que tb debería estar acostumbrada a ellas, porque me pinchaban mucho, sobre todo en los brazos, para hacerme análisis. Alguna vez, me tuvieron que pinchar varias veces y todo, porque no encontraban la vena. Pero, no me gustaba ir ahí, yo creo que más bien era resignación; es que no me gusta nada ir al hospital y huyo de él todo lo que puedo.

    Saluditos.

    ResponderEliminar
  10. tengo una amiga que a los 6 años cuando la iban a vacunar contra la tuberculosis se le salieron las patadas y los gritos contra las enfermeras jajajaja

    ahora se la vacunan a cada rato y ella solo grita jeje

    ResponderEliminar
  11. Odio que me pinchen. Cuando era pequeña tenían que cazarme a lazo para hacerlo. Sin embargo, no niego que, visto en House, tiene su erótica. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  12. ¡A mi no me gusta que me pinchen!
    Se ve que a la Cuddy si jijijij
    beso!

    ResponderEliminar
  13. Sorondil:
    Lo poco que he podido ver de Dr House me ha entretenido bastante.

    Esther:
    Sí ¡y encima hay gente mirona que te pide que muestres más cuando no es necesario! ¡habráse visto!

    Jocho:
    Se la vacunan? jajajaja
    mejor no pregunto.

    Isabel Romana:
    ¿Al lazo? jajaja, ¡como cacería!

    Jassy:
    Las pocas veces que he visto House me he quedado con la sensación que a la Cuddy sí le gusta.

    ResponderEliminar
  14. Desde mi blog: Reflexiones al desnudo

    Con las jeringas!! No son nada agradables, pero prefiero un inyección a una pastilla... bueno ninguna de las dos porque eso de estar mostrando el pompis, tampoco.


    P.D.: Te hice un regalito en mi blog, un enlace para estar más al tanto de tus escritos.
    Besitos para acariciar tu alma!

    ResponderEliminar
  15. mejor ser besado que pinchado, gracias Lully

    ResponderEliminar
  16. me muero por House
    y me gusta el poto de Cuddy, e sun buen poto xD

    ResponderEliminar
  17. sí, además tiene su atractivo Cuddy, con las cosas en su lugar.

    ResponderEliminar
  18. Muchas personas me han hablado muy bien de esta serie, pero aparte de que no tengo cable y que tengo poco tiempo para ver t.v., resulta que Dr. House pasa en una televisora y casi a la misma hora en la televisora de la competencia pasan "Lost", serie con la que estoy muy enganchad@.
    Ni modo, o es una o es otra; tal vez luego me consiga en DVD la del Jaus.

    Y en cuanto a las inyecciones:
    ¡ay wey! las alucino, sobre todo a las que van en la vena del brazo.

    Debo tener algun trauma por eso, porque no soporto siquiera que me toquen la parte interior del codo. (¿se dice asi o tiene otro nombre esa parte?)

    Dino, dime porque con todo lo que ha avanzado la ciencia y la tecnologìa no han descubierto alguna alternativa para los piquetes?

    Recuerdo que en Star Trek salia que el Dr. McCoy usaba una especie de microaspersor en vez de jeringa. Si ya se han podido inventar los "phasers" (si no como armas, cuando menos como medios de comunicaciòn) ¿porque no los sustitutos de las inyecciones?

    ResponderEliminar
  19. A mi casi nunca me han puesto alguna inyección en el brazo, en mi memoria sólo hay una y me dolió horrores, supongo habrá alguna otra que mi memoria escondió.

    Aún se usan inyecciones para velar por la calidad del producto a una dosis determinada que no sería del todo seguro en otra presentación. La mayoría de productos tiene versión en pastilla para los que no gustan de ser clavados.

    ResponderEliminar
  20. Yo aún recuerdo el olor del sitio donde me ponían inyecciones de pequeño. Es algo que se me ha quedado grabado

    Y es que nunca me han gustado las agujas. Preferiría que me sacasen sangre con un corte, así a cuchillo y cubo, que con un pinchazo.

    ResponderEliminar
  21. a cuchillo y cubo?
    jajaja


    me suena las épocas remotas de la sangría medieval

    ResponderEliminar
  22. Gran serie. De las mejores que he visto. Hay buenas sitcoms médicas, como Grey's Anatomy o la añeja ER.
    Antes House era de corte más sencillo, ahora tiene tramas más elaboradas, pero no pierde su encanto. Como serie no se como queda al final (las temporadas exitosas son impredecibles) pero es bastante claro que queda con Cuddy (o sea, poniendole final feliz, romántico y cursi). Por cierto, en esa escena, House habrá estado en su salsa, ya que a él le gusta bastante el trasero de Cuddy.
    Ya he ido a donar tanta sangre y me han puesto varios antibióticos que ya le perdí miedo a eso. Hasta yo mismo doy como solución las inyecciones (ya que el antibiótico u otras medicinas son más efectivas si van directo al músculo o a la sangre) en lugar de otros requetecontrasuperhiperdelicados, que son tremendos viejonazos y toman jarabes. Perderle miedo, pues. Si se te antojó una cremolada en pleno invierno limeño, caballero tienes que comerte tu megacilina intramuscular para tu pulmonía. Saludos.

    ResponderEliminar
  23. yo prefiero usar mis tabletas en mi mismo, me hice fan de la azitromicina, sólo 3 días. Detesto tomar jarabes y peor aún pincharme, que se pinche el resto!

    sí, en lo poco que he visto House quiere almorzarse a Cuddy!

    ResponderEliminar
  24. yo creo que la paciente no quería la jeringa... quicir.. esa ;-)

    ResponderEliminar
  25. yo creo que esa paciente si quería ser pinchada
    jeje

    ResponderEliminar
  26. jajaja
    hace poco vi la serie del dr house y la verdad q es bien chévere,aunq mas me qedo con HEROES,yo tengo la primera tmporada en DVD.Por cierto,stá fuerte la tia Cuddy,jaja.Ese capìtulo no debería perdermeloooo.

    Pucha,las inyecciones,,,les tenía pánico pero todo fue porq la primera q me hincò fue una tia bien pendeja q empezaba primero mojando el algodón con alcohol,y me frotaba suavecito la nalga pa darle suspenso y dspues un palmazo bien pendejo aunq no tanto como la de Truly y eso si q asustaba y d ahi,pafff el hincòn,ayaayaya.Eso sí,cuando me sacan la sangre no aguanto verla,y me da igual el hincón pero no qiero ver sangre,me da fobia,lo justo,ps,varón.

    pd:a la tía Cuddy sí le gusta su vacuna,no?

    ResponderEliminar
  27. sí, es una regalona, siempre que llega House se pone en una pose estratégica para hacer mostrar sus fortalezas con mejor ángulo.

    yo quiero conseguirme la primera temporada de Heroes pues con los cambios de horarios no he visto el último y los dos anteriores los vi incompletos

    ResponderEliminar
  28. Dinotraumas de la niñez? Pero ya lo superaste, no?

    Slaudos.

    ResponderEliminar
  29. sí, pero igual no me simpatiza mucho ser pinchado

    ResponderEliminar
  30. NO me molestan las jeringas, cuando as pone un/una extraño/a, pero cuando es mi mama... tiemblo. La ultima vez me dejo el muslo adolorido por DOS MESES. Caminaba como house.

    De chibola no me daba miedo, pero ahora de grande, ya me baje varios doctores ni bien me ponen el dedo encima. Es reflejo. Y es de familia. Mi sobrina es igual. No se ella, pero no me gusta que me toquen.

    ResponderEliminar

¡Comenta ya!
Send your Owler or Howler!

***
Si no quieres responder con tu cuenta google o wordpress o etc, puedes escoger poner tu nombre con la opción Nombre/URL.