martes, diciembre 21, 2021

Itaya y la espera de más de 100 años

El paisaje de lo que es hoy la Amazonia peruana ha cambiado mucho desde que se comenzó a modelar y cada día se tienen más piezas de este rompecabezas.
Arte de Jaime Chirinos.
Hace unos días se publicó una investigación de fósiles colectados en 1912 durante una expedición de 2 científicos de la universidad de Zürich a los bancos del río Itaya (Iquitos, Perú). Esos eran sedimentos de la Formación Pebas del Mioceno Medio, cuando la zona era parte de un gran superhumedal con incursiones de aguas marinas poco profundas ocasionales. En esa zona hay evidencias de agua dulce y también un entorno de estuario, donde encontraron juveniles del gran caimán Purussaurus, de los gaviales Gryposuchus, matamatas, tortugas charapas, parientes de las pirañas, entre muchos otros animales.
Como era de esperarse en un ecosistema tan inundado, de los 34 taxones hasta la publicación identificados, alrededor de 23 eran peces. Al margen de las rayas y peces óseos, se encontraron el primer registro fósil en agua de dulce de los Serrasalmus y Mylossoma, así como Hemiodus para el sistema Pebas.
Parientes de las charapas y matamatas (arriba) compartían el ambiente con serpientes Colubroidea (abajo), lo curioso es haberla encontrado en esa época y tan al sur antes de la época del gran intercambio americano. Siendo este el registro más antiguo de estas serpientes en Sudamérica.
 
Me resulta interesante ver como ahora que se conoce más del ecosistema del área ya pudieron identificar a varios de los restos de caimanes y gaviales con varios de los ya publicados como el pequeño Gnatusuchus o el gran Purussaurus o los finos gaviales. 
¡Cuánto esconderán los archivos de tantos museos en el mundo que vinieron alguna vez y colectaron fósiles que aún nadie estudia!
Carrillo-Briceño, J.D., Aguilera, O.A., Benites-Palomino, A. et al. A historical vertebrate collection from the Middle Miocene of the Peruvian Amazon. Swiss J Palaeontol 140, 26 (2021).  https://doi.org/10.1186/s13358-021-00239-7

viernes, diciembre 17, 2021

Vacaciones

Con los vaivenes de la guerra había dejado de lado muchas cosas que extrañaba, y fue bueno desacoplarse transitoriamente de todo alrededor. Ir a explorar con quienes amas mundos antiguos y modernos nuevamente ... mundos que mirándolos es como si estuvieran a pesar de sus diametrales diferencias ahí ajenos a cualquier guerra cercana o lejana. Como si por un momento no existiera nada de eso. Distraerse, ver criaturas sorprendentes, simplemente caminar bajo el sol, ver testimonios de la antigüedad o simplemente andar sin prisa ... se extrañaban esas cosas simples en verdad también. Podré estar frente a ruinas impresionantes o colosos arquitectónicos de la modernidad pero los pequeños detalles con la compañía adecuada siempre serán lo mejor.

Me impresionó ver como mucha gente realmente reverencia monumentos de la antigüedad a pesar del paso de los siglos y credos, no solo por el valor arqueológico de la locación sino por considerarlo de algún modo sagrado en verdad, y como la armonía con el entorno puede ser muchas veces trascendental para la supervivencia de un enclave.

Confesión impopular: No me acaba de gustar Coruscant, tiene sus cosas impresionantes y la gente con la que me topé fue de lo mejor absolutamente ... pero no soy del grupo enamorado de ese lugar. Jajaja

También tuve que pisar Tierra y visitar el MACUSA, no había estado antes. Han hecho muy buen trabajo disimulando todo para los Muggles o No-Majs como les dicen por ahí.

Con todo fue un buen popurrí de días "apartados de la realidad". Ya tocaba.

martes, noviembre 30, 2021

El Misterio del Diente de Chota

De vuelta al Cretácico ...
Con dedicación y paciencia a veces se consiguen nuevos datos que ayudan a reconstruir piezas del rompecabezas de la vida en el planeta. Precisamente a raíz de un fragmento de diente del Miembro Rentema del Cretácico Superior (Campaniense, Maastrichtiense a Daniense Inferior) de la Formación Chota (Cuenca de Bagua), Perú, se han descubierto interesantes sorpresas. Ocurrió que un equipo del MUSM de Lima habría identificado una corona fragmentaria como perteneciente a un miembro de Spinosauridae, los dinosaurios parecidos a cocodrilos de hocico alargado. El miembro de Rentema era una zona de transición marina a continental donde ya antes se han encontrado restos fósiles fragmentarios de dinosaurios, incluido un pequeño terópodo y un titanosaurio, que aguardan su estudio formal. Dentro de los espinosáuridos, probablemente pertenecía a algún Spinosaurinae, de cuyo grupo en América del Sur se tienen a los taxones Irritator, Angaturama y Oxalaia, del Cretácico medio de Brasil pero este sería el primer hallazgo del grupo en el oeste sudamericano. 
Interesante sorpresa
Fuente: 
A POSSIBLE SPINOSAURID TOOTH FROM THE CHOTA FORMATION (UPPER CRETACEOUS), BAGUA, PERU. G. J. Olmedo-Romaña, M. A. Burga-Castillo, AND A. V. Aliaga-Castillo. XII Congreso de la Asociación Paleontológica Argentina 23 al 26 de noviembre 2021 - Buenos Aires - Argentina Libro de Resúmenes

sábado, noviembre 13, 2021

La Dragona del Huevo

La vida en medio de la guerra ya aparentaba querer volver poco a poco a una versión algo extraña del tiempo de ... paz. Aunque en el fondo sin mayor variación a como andaban las cosas en el post anterior. No tanto como para realmente pensar que quizá ya el enemigo comenzara a ser controlado pero al menos replegarse un tanto. En todo caso el estar en este sector de la galaxia parecía no iba a deparar mayores sorpresas. Mar ... islas ....  
Pero me equivocaba...
Tan metidos estábamos en el día a día de la guerra como casi todos en la galaxia, civiles o no, que en cierto modo nos habíamos desacostumbrado a mirar con ojos no bélicos al resto del paisaje. Y parte del paisaje son las criaturas que siempre han estado en él. Y ahí fue en medio de todo cuando 16 años después me volví a encontrar en la misma situación.
¡Era la dragona del huevo!
¿No se supone que por estos lares no debían haber? ¡Jajaja! Pues le valió.
Estando todos en medio de la rutina se apareció la gran bestia gruñendo, chillando, berreando, agitándose y todo el etc que se puede esperar de estas criaturas. La última vez que me encontré ante una era un Padawan y estaba rodeado de un séquito en todas las jerarquías superiores necesarias. Listos para ayudar a controlar a la dragona en caso se descontrolara la situación y hacerse a cargo del huevo en caso de surgir problemas.  Ahora me tocaría lidiar solo y recordando cada cosa para controlar la situación en un escenario nada adecuado para este evento. 
Aunque al ráfaga de pensamientos no duraron ni un minuto porque de pronto el huevo de la dragona se había partido antes de poder verlo y hubo que dejarse llevar. A veces realmente se debe dejar guiar por La Fuerza. 
Afortunadamente esa historia acabó bien, hubo que trasladar a la dragona con su cría a un sitio más adecuado que estas islas para que pudieran estar más cómodos y de paso ser monitorizados al menos algún tiempo. Luego me enteré que era la primera vez que algo así se veía por estos lares. Y todos sobrevivimos. Incluso los chismosos que no faltan que aparecieron solo a estorbar.

miércoles, octubre 20, 2021

Rusophycus - Huellas del Devónico en Puno

Puno, Perú, en el Devónico ... escenario del post de hoy...
Aunque usualmente estamos más acostumbrados a ver fósiles de cuerpos de seres vivientes también hay otras evidencias de las actividades los mismos, como son sus huellas o icnofósiles, resultado de su interacción con el sustrato donde fueron plasmados. Y resulta que ese es el caso del fósil de la foto a continuación.
Un tipo de huellas, como se ve abajo, es llamada Rusophycus isp. La del post se encontró en estratos del Devónico de la Formación Cabanillas (Puno, Perú) que afloran en el cuadrángulo de Juliaca Hoja (31v1), al norte de la laguna Arapa. 

Rusophycus es como un relieve convexo frecuentemente encontrado en el Paleozoico inferior  interpretado como una traza de reposo. Interesante todo lo que se descubre estudiando huellas.
Fuente:
Budiel, César Augusto Chacaltana et al. “Primera evidencia del icnogénero Rusophycus del Devoniano en sedimentitas de la Formación Cabanillas en el altiplano peruano.” (2016). Congreso Peruano de Geología, 18, Lima 16-19 Octubre 2016. Resúmenes

domingo, septiembre 12, 2021

Puno y los Braquiópodos vagos del Ordovícico

Había una vez... 
¿Reconoces el planeta? Sí, muchísimo antes de  la travesura de Scrat ...
En el Cámbrico teníamos en el sur un enorme continente llamado Gondwana, y otros continentes menores al norte como Laurentia y Báltica al otro lado del Océano de Jápeto, como se ve arriba en la reconstrucción de hace 540 millones de años... Pero .... de la masa sur partiría el segmento de Avalonia abriendo el nuevo Océano Reico que lo separaría de Gondwana 10 cm más por año en su tránsito hacia los continentes del norte como se ve arriba hace 460 millones de años. En ese periplo que algún momento millones de años después formaría Pangea.
Ya para el Ordovícico Tardío, en el periodo Sandbiense, Perú (tercer punto abajo a la izquierda) estaba a más de 2000 km de Avalonia ... sin embargo, Puno en el altiplano sur peruano nos traería una sorpresa.
Más exactamente la Formación Calapuja ...
.... donde se encontraron trilobites y braquiópodos.
Como estos de la actualidad...
Drabovinella
Omnizetina
Aunque a inicios y a mediados del Ordovícico los fósiles de los braquiópodos sudamericanos mostraban afinidad con los de Avalonia, a fines del Ordovícico la fauna de Avalonia se volvía cada vez más indistinguible de la Báltica, por donde fue a parar. 
Este grupo de animales con 2 valvas, que llevan unos 541 millones de años en el planeta, habían sido poco conocidos del registro fósil de Sudamérica en general. Sorpresivamente la colección peruana es diversa comparada a otras localidades de Sudamérica. Este grupo otrora tan abundante actualmente tiene unas 335 especies vivas
Horderleyella
De 10 especies descritas en una localidad, las especies nuevas Onnizetina, Drabovinella and Horderleyella son desconocidas fuera de Perú, sugiriendo cierto aislamiento de la región, aunque sus afinidades con Gondwana son claros. 
Otros como Tasmanella (arriba) se creían exclusivos del margen de Tasmania de Gondwana.
Por otro lado, Colaptomena expansa expansa (arriba) y Heterorthis retrorsistria (abajo), eran considerados típicos de Avalonia. Lo que sugiere alguna clase de puente, como islas, entre Gondwana y Avalonia aún a principios del Ordovícico Tardío por el bajo potencial de dispersamiento de estos animalitos.  
Posiblemente así Colaptomena expansa, Dinorthis flabellulum o Heterorthis retrorsistria, por ejemplo, habrían saltado de isla en isla y migrar. 
Caeroplecia (arriba) y Tunariorthis cardocanalis (abajo) fueron otros de los tantos hallazgos de esa otrora diversidad. Este grupo fue terriblemente golpeado en la gran extinción del Pérmico. Cediendo su lugar en gran parte a los moluscos.
Fuentes: 
Villas, E., Colmenar, J. and Gutiérrez-Marco, J.C. (2015), Late Ordovician brachiopods from Peru and their palaeobiogeographical relationships. Palaeontology, 58: 455-487. https://doi.org/10.1111/pala.12152 
Nance, R. Damian and Gutiérrez-Alonso, Gabriel and Keppie, J. Duncan and Linnemann, Ulf and Murphy, J. Brendan and Quesada, Cecilio and Strachan, Rob A. and Woodcock, Nigel H. (2012) A brief history of the Rheic Ocean. Geoscience Frontiers, 3 (2). pp. 125-135. ISSN 1674-9871 DOI https://doi.org/10.1016/j.gsf.2011.11.008

lunes, agosto 30, 2021

Perú y los misterios del Devónico

El Devónico es tradicionalmente conocido como la Edad de los Peces. En ese entonces hubo un boom de ellos en el globo, eran tiempos en que en los mares arrecifes de esponjas abundaban y en tierra firme los primeros "árboles" se levantaban, en general el tiempo era templado ... al inicio. 


Los fósiles de esos tiempos son abundantes ... aunque no tanto en Sudamérica comparativamente hablando.

Alrededor de 400 millones de años en lo que es hoy la Formación Chagrapi de Puno, Perú, que se extendió desde el Silúrico al Devónico, se encontraron 2 restos del pez Pucapampella y un tercero asignado a la aleta de un Zamponiopteron. Hasta entonces ambos habían sido descritos del Devónico Medio de Bolivia, aunque Pucapampella también era conocido del mismo Devónico Medio pero de Sudáfrica, ambos sitios geográficamente más cerca en ese entonces. Curiosamente la presencia de ambos animales en un mismo entorno es muy interesante en el sentido que se asociaría a una relativa abundancia de peces (¿como presas potenciales?) y abre interrogantes respecto al potencial de las rocas peruanas para saber más de este periodo de la vida en la Tierra tan intrigante.

Kellwasser, la primera estocada de la muerte (Carmichael et al)
Tan intrigante que aun no se conoce del todo como es que la muerte lo marcó tanto con sus dos estocadas en las extinciones masivas  que arrasaran primero los mares y luego tierra firme, del cual tantas variedades de la vida nunca jamás pudieron recuperarse. Y de hecho es una de las 5 grandes extinciones de la historia del planeta.
Hangenberg, la segunda estocada de la muerte (Rakociński et al)
Las hipótesis van desde vulcanismo, meteoritos, envenenamiento por mercurio, etc. Muchísimas especies, géneros, familias se perdieron. A valorar más la vida y entender mejor el pasado para conocer el futuro.
Fuente:
Leonardo Zevallos, Milton Excelmes, Willman Mendoza, Vladimir Soto, Carlos Martínez-Pérez & Héctor Botella. Devonian Vertebrates from Peru (Titicaca lake, Puno). 14th International Symposium on Early and Lower Vertebrates, Chęciny, Poland, 3 July 2017 - 7 July 2017, 52. Ichthyolith Issues Special Publication 13. University of Warsaw.
Carmichael, S. K., Waters, J. A., Königsof, P., Suttner, T. J., & Kido, E. (2019). Paleogeography and paleoenvironments of the Late Devonian Kellwasser event: A review of its sedimentological and geochemical expression. Global and Planetary Change, 102984. doi:10.1016/j.gloplacha.2019.102984
Rakociński, M., Marynowski, L., Pisarzowska, A. et al. Volcanic related methylmercury poisoning as the possible driver of the end-Devonian Mass Extinction. Sci Rep 10, 7344 (2020). https://doi.org/10.1038/s41598-020-64104-2.