miércoles, octubre 20, 2021

Rusophycus - Huellas del Devónico en Puno

Puno, Perú, en el Devónico ... escenario del post de hoy...
Aunque usualmente estamos más acostumbrados a ver fósiles de cuerpos de seres vivientes también hay otras evidencias de las actividades los mismos, como son sus huellas o icnofósiles, resultado de su interacción con el sustrato donde fueron plasmados. Y resulta que ese es el caso del fósil de la foto a continuación.
Un tipo de huellas, como se ve abajo, es llamada Rusophycus isp. La del post se encontró en estratos del Devónico de la Formación Cabanillas (Puno, Perú) que afloran en el cuadrángulo de Juliaca Hoja (31v1), al norte de la laguna Arapa. 

Rusophycus es como un relieve convexo frecuentemente encontrado en el Paleozoico inferior  interpretado como una traza de reposo. Interesante todo lo que se descubre estudiando huellas.
Fuente:
Budiel, César Augusto Chacaltana et al. “Primera evidencia del icnogénero Rusophycus del Devoniano en sedimentitas de la Formación Cabanillas en el altiplano peruano.” (2016). Congreso Peruano de Geología, 18, Lima 16-19 Octubre 2016. Resúmenes

domingo, septiembre 12, 2021

Puno y los Braquiópodos vagos del Ordovícico

Había una vez... 
¿Reconoces el planeta? Sí, muchísimo antes de  la travesura de Scrat ...
En el Cámbrico teníamos en el sur un enorme continente llamado Gondwana, y otros continentes menores al norte como Laurentia y Báltica al otro lado del Océano de Jápeto, como se ve arriba en la reconstrucción de hace 540 millones de años... Pero .... de la masa sur partiría el segmento de Avalonia abriendo el nuevo Océano Reico que lo separaría de Gondwana 10 cm más por año en su tránsito hacia los continentes del norte como se ve arriba hace 460 millones de años. En ese periplo que algún momento millones de años después formaría Pangea.
Ya para el Ordovícico Tardío, en el periodo Sandbiense, Perú (tercer punto abajo a la izquierda) estaba a más de 2000 km de Avalonia ... sin embargo, Puno en el altiplano sur peruano nos traería una sorpresa.
Más exactamente la Formación Calapuja ...
.... donde se encontraron trilobites y braquiópodos.
Como estos de la actualidad...
Drabovinella
Omnizetina
Aunque a inicios y a mediados del Ordovícico los fósiles de los braquiópodos sudamericanos mostraban afinidad con los de Avalonia, a fines del Ordovícico la fauna de Avalonia se volvía cada vez más indistinguible de la Báltica, por donde fue a parar. 
Este grupo de animales con 2 valvas, que llevan unos 541 millones de años en el planeta, habían sido poco conocidos del registro fósil de Sudamérica en general. Sorpresivamente la colección peruana es diversa comparada a otras localidades de Sudamérica. Este grupo otrora tan abundante actualmente tiene unas 335 especies vivas
Horderleyella
De 10 especies descritas en una localidad, las especies nuevas Onnizetina, Drabovinella and Horderleyella son desconocidas fuera de Perú, sugiriendo cierto aislamiento de la región, aunque sus afinidades con Gondwana son claros. 
Otros como Tasmanella (arriba) se creían exclusivos del margen de Tasmania de Gondwana.
Por otro lado, Colaptomena expansa expansa (arriba) y Heterorthis retrorsistria (abajo), eran considerados típicos de Avalonia. Lo que sugiere alguna clase de puente, como islas, entre Gondwana y Avalonia aún a principios del Ordovícico Tardío por el bajo potencial de dispersamiento de estos animalitos.  
Posiblemente así Colaptomena expansa, Dinorthis flabellulum o Heterorthis retrorsistria, por ejemplo, habrían saltado de isla en isla y migrar. 
Caeroplecia (arriba) y Tunariorthis cardocanalis (abajo) fueron otros de los tantos hallazgos de esa otrora diversidad. Este grupo fue terriblemente golpeado en la gran extinción del Pérmico. Cediendo su lugar en gran parte a los moluscos.
Fuentes: 
Villas, E., Colmenar, J. and Gutiérrez-Marco, J.C. (2015), Late Ordovician brachiopods from Peru and their palaeobiogeographical relationships. Palaeontology, 58: 455-487. https://doi.org/10.1111/pala.12152 
Nance, R. Damian and Gutiérrez-Alonso, Gabriel and Keppie, J. Duncan and Linnemann, Ulf and Murphy, J. Brendan and Quesada, Cecilio and Strachan, Rob A. and Woodcock, Nigel H. (2012) A brief history of the Rheic Ocean. Geoscience Frontiers, 3 (2). pp. 125-135. ISSN 1674-9871 DOI https://doi.org/10.1016/j.gsf.2011.11.008

lunes, agosto 30, 2021

Perú y los misterios del Devónico

El Devónico es tradicionalmente conocido como la Edad de los Peces. En ese entonces hubo un boom de ellos en el globo, eran tiempos en que en los mares arrecifes de esponjas abundaban y en tierra firme los primeros "árboles" se levantaban, en general el tiempo era templado ... al inicio. 


Los fósiles de esos tiempos son abundantes ... aunque no tanto en Sudamérica comparativamente hablando.

Alrededor de 400 millones de años en lo que es hoy la Formación Chagrapi de Puno, Perú, que se extendió desde el Silúrico al Devónico, se encontraron 2 restos del pez Pucapampella y un tercero asignado a la aleta de un Zamponiopteron. Hasta entonces ambos habían sido descritos del Devónico Medio de Bolivia, aunque Pucapampella también era conocido del mismo Devónico Medio pero de Sudáfrica, ambos sitios geográficamente más cerca en ese entonces. Curiosamente la presencia de ambos animales en un mismo entorno es muy interesante en el sentido que se asociaría a una relativa abundancia de peces (¿como presas potenciales?) y abre interrogantes respecto al potencial de las rocas peruanas para saber más de este periodo de la vida en la Tierra tan intrigante.

Kellwasser, la primera estocada de la muerte (Carmichael et al)
Tan intrigante que aun no se conoce del todo como es que la muerte lo marcó tanto con sus dos estocadas en las extinciones masivas  que arrasaran primero los mares y luego tierra firme, del cual tantas variedades de la vida nunca jamás pudieron recuperarse. Y de hecho es una de las 5 grandes extinciones de la historia del planeta.
Hangenberg, la segunda estocada de la muerte (Rakociński et al)
Las hipótesis van desde vulcanismo, meteoritos, envenenamiento por mercurio, etc. Muchísimas especies, géneros, familias se perdieron. A valorar más la vida y entender mejor el pasado para conocer el futuro.
Fuente:
Leonardo Zevallos, Milton Excelmes, Willman Mendoza, Vladimir Soto, Carlos Martínez-Pérez & Héctor Botella. Devonian Vertebrates from Peru (Titicaca lake, Puno). 14th International Symposium on Early and Lower Vertebrates, Chęciny, Poland, 3 July 2017 - 7 July 2017, 52. Ichthyolith Issues Special Publication 13. University of Warsaw.
Carmichael, S. K., Waters, J. A., Königsof, P., Suttner, T. J., & Kido, E. (2019). Paleogeography and paleoenvironments of the Late Devonian Kellwasser event: A review of its sedimentological and geochemical expression. Global and Planetary Change, 102984. doi:10.1016/j.gloplacha.2019.102984
Rakociński, M., Marynowski, L., Pisarzowska, A. et al. Volcanic related methylmercury poisoning as the possible driver of the end-Devonian Mass Extinction. Sci Rep 10, 7344 (2020). https://doi.org/10.1038/s41598-020-64104-2.

domingo, agosto 08, 2021

Y se abrieron las flores ... en el Cretácico peruano

árboles en la playael martomando sol
Si viajáramos más de 110 millones de años atrás encontraríamos que gran parte del globo era bastante árido, el Cretácico fue uno de los periodos más cálidos del planeta. Sin embargo; a pesar de lo que se creía, la evidencia sugiere el paisaje era bastante diferente en muchas regiones … como en lo que hoy es Perú.
Se estudiaron 2 localidades en La Merced y Aguas Frías, del centro peruano, que en el Cretácico Inferior pertenecían a un entorno fluvial y de margen marino con aguas poco profundas. Gracias al estudio del polen de la zona determinaron que el ecosistema era tropical y con una gran gama de plantas gimnospermas (como las araucarias de hoy) y angiospermas (como las plantas con flores) que identificándolas hacen ver que su entorno era húmedo.
Hace 145 millones de años el partimiento de Gondwana comenzó a cambiar el ecosistema de muchas zonas del planeta. En zonas costeras más húmedo y más seco al interior del continente, aunque queda claro no era el anillo árido que muchos creían. Como se ve en el yacimiento fósil de La Merced (Berriasiense - Hauteriviense).
110 millones de años atrás ya era más marcada la separación y se hacía más abundante la variedad de planta conforme avanzaba el Cretácico, sobretodo por las angiospermas y gnetales. De modo que las flores se hicieron una vista más variada en el paisaje local a decir de los hallazgos en Aguas Frías (Albiense de Perú) en que la costa de un mar poco profundo (Formación Raya) ofrecía la vista de un estuario y varios canales influenciados por las mareas (Formación Agua Caliente).
Smith College Paleobotany Exhibit
La presencia de carbón sugiere también clima húmedo, y por lo visto en ese entonces los veranos eran húmedos y solo había estación seca anualmente. 
Arte de Jay Mc Kay - Alfred Wegener Institut
Para la publicación se habían encontrado 164 especies de palinomorfos en las sucesiones de Aguas Frias y La Merced: 49 angiospermas, 25 gnetales, 20 gimnospermas no gnetales and 70 esporas.
¡Es genial todo lo que se puede saber con el polen!
Inclusive el ecosistema donde pudieron vagar tantos dinosarios como posiblemente los de la ilustración ...
Ichthyovenator por jiestat en DeviantArt
Fuente:
Paula J. Mejia-Velasquez, Steven R. Manchester, Carlos A. Jaramillo, Luis Quiroz & Lucas Fortini (2017): Floristic and climatic reconstructions of two Lower Cretaceous successions from Peru, Palynology, DOI: 10.1080/01916122.2017.1373310U

miércoles, julio 28, 2021

Feliz Bicentenario Perú

A confiar que los próximos 200 años y más sean mejores que los que acabaron, con más respeto y amor al país se esté donde se esté. Queda mirar el futuro con esperanza.
Por cierto, actualicé el enlace con el índice a publicaciones de fósiles peruanos.
 Tenemos mucho pasado para sentirnos lleno de orgullo también.
Aunque las celebraciones por la pandemia han sido sobrias bueno ha sido ver el blanquirrojo no solo en Lima, como Torre Tagle en el centro histórico de la capital sino en otras latitudes...
Tailandia
Río de Janeiro
Las Cataratas del Niágara
Ciudad de México
Y hasta la estatua del buen Hachiko en Japón se sumó...
¡Arriba Perú!